Ventajas e inconvenientes de añadir imágenes a tu firma de correo electrónico

Publicado el: 20/09/17 18:26

cta-top-banners-3-templates.png

La firma de correo electrónico profesional es una herramienta necesaria para todo aquel que desee publicitarse en cada e-mail y darle un toque más personal y real a las conversaciones que mantiene con sus contactos a diario.

Cómoda y de fácil creación, una firma de correo es accesible a todo el que lo desee, pero lograr crear una firma efectiva puede ser más complicado de lo que parece. Dependiendo de lo que decidamos añadir o descartar a la hora de crearla, lograremos destacar o ser olvidados en la pila de mensajes de la bandeja de entrada. Dentro de los factores que pueden hacer que fracasemos o encontremos el éxito con nuestra firma se encuentran las imágenes. ¿Cuáles añadir? ¿Es preferible el logo de la empresa o una imagen personal? Resolvemos sus dudas.

Imágenes en la firma

Es indiscutible que una firma de correo electrónico es fundamental si queremos sacar el máximo partido a nuestras comunicaciones online. La tarea más difícil, sin embargo, recae en escoger los datos que incluiremos en dicha firma. Ya hemos comentado en otras ocasiones cuáles son las informaciones básicas que no deben faltar en una buena firma, pero cuando hablamos de las imágenes, el asunto se vuelve un tanto complejo

La elección de incluir o descartar una imagen en la firma es muy personal, más que la elección de incluir otros elementos. Aunque hay ciertas situaciones en las que es obligatorio que las incluyamos.

El ejemplo más claro es el de un pequeño empresario que posee una PYME. Éste usará la firma de correo electrónico no sólo como una manera de reforzar sus lazos con sus contactos y darle un toque más cercano a sus conversaciones, sino que la exprimirá al máximo y la empleará como una herramienta de publicidad y marketing. Para incrementar su publicidad, si este es su caso, debería incluir una imagen con el logo de su marca o firma. De esta forma, cualquiera que repare en su firma identifique su mensaje a su empresa. Una estrategia de marketing sencilla y eficaz.

No añadir una imagen en el caso que hemos descrito arriba sería un gran error y estaríamos desperdiciando una oportunidad única. La firma nos diferencia del resto y es una gran ayuda para potenciar nuestro negocio y llegar a más inversores y clientes.

La decisión se vuelve complicada cuando somos un empleado en una gran empresa o un autónomo. Si nuestra firma de correo electrónico ha sido diseñada por la propia empresa, todos los modelos del resto de empleados constarán de unidad, por lo que tendremos que adaptarnos al que nos han dado. Si nos piden una fotografía, usaremos una en la que mostremos un aspecto profesional y que podamos incluir en nuestro currículum vitae. Nada de fotografías alejadas donde no se nos reconoce el rostro fácilmente y, a su vez, evitaremos aquellas en las que ofrecemos una imagen de nosotros mismos poco profesional.

Los autónomos se encuentran aquí con una disyuntiva un tanto difícil de resolver, ya que al final han de guiarse por su instinto. Si incluimos una foto de nuestra cara pero que sea profesional, para algunos destinatarios puede implicar que somos personas cercanas, nos estamos dando a conocer y pueden fiarse de nosotros porque por fin nos ponen un rostro. Dejamos de ser un emisor de información más y pasamos a ser una persona con la que poder hacer negocios.

Concluiríamos que lo mejor es añadir una imagen, pero no para todos los destinatarios es una buena señal. Muchos prefieren mantener un distanciamiento y el ver una fotografía de nuestro rostro puede ser un poco violento para ellos. Sin embargo, la tendencia actual en el mundo de la tecnología, donde las imágenes cobran cada vez más importancia y acaban por ser en muchas ocasiones la única forma de comunicación entre individuos, parece dar la razón a incluir imágenes en nuestra firma de correo.

Al final es una decisión personal en la que toman parte el juicio de cada uno y cómo cada uno prefiere presentarse profesionalmente en sus comunicaciones.

email-signature-mockup1.jpg

Ventajas

  • Llamada de atención: Al igual que usamos negrita en un texto para resaltar lo más importante, las imágenes en una firma de correo electrónico actúan como una atracción para el ojo de nuestro destinatario. Son una forma de captar su interés y lograr que reparen en ella. Ya sea nuestra foto personal o el logo de nuestra empresa, una firma con una imagen lucirá mucho más que una sin ella. Además, sabemos que la información llega a un individuo de forma visual antes que por cualquier otro sentido. La imagen, por lo tanto, será el primer aspecto en el que reparen en nuestra firma.
  • Logo de la empresa: Como hemos comentado antes, añadir el logo de la empresa o nuestra firma es una forma perfecta de hacer publicidad con nuestra firma. Añadiéndolo, recordamos al destinatario nuestra marca y a quién se está dirigiendo, incluso de una forma inconsciente. Asociará nuestros mensajes a nuestro logo y daremos una imagen más corporativa. 
  • Comunicación y conversación: Si hemos decidido incluir una imagen personal en la firma de correo, estaremos ofreciendo un acercamiento personal a nuestros destinatarios. Rompemos la barrera del frío y distante mundo de las comunicaciones online y ponemos un rostro y una personalidad a nuestros mensajes. Una foto profesional de nuestra cara logrará convertir nuestras comunicaciones diarias en verdaderas conversaciones. Dejaremos de ser una máquina para convertirnos en individuos.
  • Gusto por el diseño: Es indudable que una imagen vale más que mil palabras, y en este caso no iba a ser para menos. La inclusión de una fotografía o un logo en la firma atrae al ojo del destinatario y le da una visión global mucho más vistosa. Demuestra que tenemos gusto y conocemos el mundo del diseño.

Inconvenientes

  • Formatos: Ha decidido incluir una imagen en su firma de correo electrónico profesional porque las innumerables ventajas antes mencionadas le han convencido del todo. La inserta, la guarda y crea su firma perfectamente diseñada, pero al abrirla… no se ve. Algunos servicios de mensajería online no aguantan la carga de imágenes, y lo que se había convertido en una tarea para mejorar nuestra firma puede acabar por volverse en nuestra contra. La imagen puede ser rechazada por sistemas anti-virus o por ser considerada spam, por lo que recomendamos tener cuidado con el tamaño de la imagen y valorar en qué plataformas de correo nos vamos a comunicar para saber si merece la pena añadir una imagen que, al fin y al cabo, no va a ser visualizada. 
  • Espacio: Al igual que nuestra imagen puede no llegar a ser leída o directamente rechazada por el servicio de correo electrónico, si pesa demasiado ocupará demasiada memoria en algunos dispositivos. La imagen, por lo tanto, dejará de tener un valor positivo y los destinatarios la verán como algo molesto.
  • Encadenando mensajes: Buscar en una cadena de mensajes en una conversación puede volver loco a cualquiera si tenemos que descender durante bastante rato hasta encontrar lo que buscábamos. La tarea se vuelve más odiosa aún cuando hay varias imágenes de nuestro logo o nosotros mismos entre mensaje y mensaje

 New Call-to-action

Síguenos!

Inscríbete para estar al día con nuestras publicaciones

 Fideliza a tus clientes, ¡Haz crecer tu negocio!

Ahorrar tiempo y dinero en el proceso de diseño, fabricación y pedidos de sus tarjetas

Nuestro equipo responderá de manera eficiente a todas sus consultas o precios que necesita. Solicitar su presupuesto sin compromiso de Impresoras de tarjetas.

Posts Recientes

Pruebas de diseño
    
 Fideliza a tus clientes, ¡Haz crecer tu negocio!