¿Tienes pensado usar tarjetas de visita en PVC? Claves para acertar

Publicado el: 18/09/17 9:28

tarjeta-visita-pvc

5 consejos para destacar con tus tarjetas de visita

Las tarjetas de visita en PVC son una magnífica oportunidad de causar una primera impresión espectacular. Por ello, conviene contar con los mejores materiales, un diseño meditado y un acabado de primer nivel. De este modo se logra no solo llamar la atención del receptor sino que, además, se genera un producto de calidad que podremos aprovechar en multitud de entrevistas. 

No hay segunda oportunidad para una primera impresión, por lo que llevar encima tarjetas de visita en PVC marcará una gran diferencia ante un potencial cliente. Y es que, aunque existan diseños tradicionales interesantes, la realidad es que las tarjetas de visitas de plástico causan un impacto inigualable. Existen, sin embargo, ciertas claves que conviene tener en cuenta para garantizar que el diseño creado destaque al máximo. Después de todo, la sociedad actual exige destacar y ser diferentes si se persigue el éxito.

Las tarjetas de visita en PVC deben contar con un diseño de vanguardia

Debido a que la impresión que causan en mano es muy potente, las tarjetas de visita plásticas necesitan tener un diseño de primer nivel. Una buena forma de lograrlo es apostar por información esencial en la parte frontal, incluyendo datos específicos en la parte trasera. Gracias a este planteamiento, el cliente puede asimilar las nociones generales sobre una persona o empresa en un instante, profundizando después si lo desea.

La saturación de información es uno de los errores más frecuentes en las tarjetas plásticas. Incluir demasiados datos no solo transmite una imagen caótica sino que, además, provoca que el receptor pierda el interés. Así, ordenar los datos prioritarios y reservarles un espacio principal supone la forma más adecuada de acertar.

Por último, conviene plantear la imagen de marca que se quiere transmitir. En ese sentido, una magnífica medida pasa por hacer la prueba antes de imprimir muchas tarjetas de visita, de manera que sea posible mejorar el diseño tras escuchar algunas opiniones. De este modo, se evita derrochar recursos y se pule la propuesta, garantizando el resultado.

Es fundamental pensar en la utilidad y la durabilidad

Los clientes llevarán la tarjeta consigo solo si la encuentran útil. Por este motivo, contar con un diseño que aporte algo es una forma de acertar, ya que es más probable que el receptor quiera conservar la tarjeta. En ese sentido, existen soluciones de tarjetas con forma de llaveros, tamaños reducidos y un largo etcétera que pueden resultar convenientes.

Otro factor a tener muy en cuenta es la durabilidad. De nada sirve que el diseño y acabado de la tarjeta de visitas de plástico sea estupendo, si con el paso del tiempo sufre un rápido desgaste que se traduce en una mala imagen. Es fundamental contar con diseños laminados y en PVC de alta calidad, que evitan este problema.

Diferentes acabados producen diferentes resultados

Las tarjetas de visita tradicionales tenían unos objetivos que las tarjetas de visita plásticas no necesariamente comparten. En ese sentido, es importante plantear un acabado diferente, pero no solo por el hecho de estar fabricado en plástico. Precisamente ese material abre las puertas a muchas más posibilidades que conviene aprovechar.

Las tarjetas de visita en PVC ofrecen acabados brillantes, mate e incluso mate rugoso. Así, es posible crear un acabado muy luminoso que llame la atención, incluir firmas o datos en serigrafía que el propio cliente descubra al rascarlos o, yendo un poco más allá, aportar un punto de diferenciación al fabricarlas con un toque rugoso. Estas opciones suponen un impacto mayor que el que genera una tarjeta común de papel que se ha adaptado al PVC.

Integrar la tecnología abre una nueva vía de comunicación

La profesionalidad es importante cuando se trata de crear tarjetas de visita con impacto. Al estar fabricadas en PVC de alta calidad, estas tarjetas de visita permiten implementar tecnologías que aporten más datos al cliente, o que lleven a un nuevo nivel su experiencia al utilizar la tarjeta.

Un ejemplo de esto consiste en integrar un código QR que permita ampliar la información si se escanea con el teléfono móvil. Sin embargo, las posibilidades son mucho más amplias: es posible introducir una banda magnética que genere un regalo especial para el cliente si visita el negocio cuya tarjeta se le entrega. Se trata, sin lugar a dudas, de un estilo con el que las tarjetas tradicionales difícilmente pueden competir y que, además, llamará poderosamente la atención.

Más allá de esto, existen otros sistemas igualmente interesantes que se pueden utilizar. Las tarjetas de visita en PVC pueden utilizar sensores de proximidad, funcionar como un carnet de socio en el futuro al incluir un panel de firma, o llevar numeraciones o textos de todo tipo. Plantearlas como un primer contacto con el usuario es una magnífica decisión. Y la tecnología puede facilitar mucho esto.

Es importante elegir una tarjeta profesional

A pesar de que cuidar los apartados anteriores es fundamental, también lo es el hecho de contar con el apoyo de profesionales que ofrezcan su ayuda en aquellos pasos más delicados, como el diseño. De nada sirve contar con una tarjeta de visita en PVC de alta calidad si el aspecto que tiene es pobre o está poco pensado.

Delegar los elementos esenciales de las tarjetas de visita es una decisión sabia, ya que es la única manera de garantizar un resultado a la altura del proyecto al que luego servirán. Es imposible que una persona sepa hacer absolutamente todo en la vida, por lo que confiar el diseño o la impresión es una buena forma de lograr un acabado estupendo.

Aunque también existe la posibilidad de adquirir impresoras que brindan al usuario la oportunidad de fabricar sus propias tarjetas, conviene que el proceso de fabricación sea supervisado, al menos la primera vez. De este modo, se puede generar un patrón que luego sea reproducido, y que estará a la altura en cuanto a diseño, utilidad y calidad. Las tarjetas de visita no son algo que se renueve constantemente, de manera que la decisión de delegar es, sin duda, rentable. 

Las tarjetas de visita en PVC son una magnífica oportunidad de causar una primera impresión espectacular. Por ello, conviene contar con los mejores materiales, un diseño meditado y un acabado de primer nivel. De este modo se logra no solo llamar la atención del receptor sino que, además, se genera un producto de calidad que podremos aprovechar en multitud de entrevistas.

Síguenos!

Inscríbete para estar al día con nuestras publicaciones

 Fideliza a tus clientes, ¡Haz crecer tu negocio!

Ahorrar tiempo y dinero en el proceso de diseño, fabricación y pedidos de sus tarjetas

Nuestro equipo responderá de manera eficiente a todas sus consultas o precios que necesita. Solicitar su presupuesto sin compromiso de Impresoras de tarjetas.

Pruebas de diseño
    
 Fideliza a tus clientes, ¡Haz crecer tu negocio!