Tarjetas de proximidad 125 khz, las tarjetas más sencillas de todas

Publicado el: 27/08/17 17:29

ac-pvc-standard-cr80-cards.jpg

Las tarjetas de proximidad, tarjetas inteligentes o tarjetas contactless, se caracterizan por permitir un control de acceso y un aumento de la seguridad en la identificación del personal sin necesidad de que sus usuarios tengan que hacer un contacto directo entre la tarjeta y el lector. Dentro de estas tarjetas, podemos hacer una clasificación basada en el tipo de chip y su potencia. Las más sencillas son las tarjetas de proximidad 125 KHz

Tarjetas de proximidad RFID

Almacenamos tarjetas de proximidad RFID en nuestra cartera sin saber lo que son. Compartiendo espacio con nuestra documentación y las tarjetas de crédito se encuentran el abono para el transporte público, el carnet de la biblioteca o la tarjeta que presentamos cada día a la entrada de nuestro puesto de trabajo y que nos permite acceder al edifico empresarial.

Estas tarjetas usan la tecnología RFID (Radio Frequency IDentification, en español Identificación por Radiofrecuencia) para comunicarse entre sí. Alojan en su interior un chip RFID que contiene información y que emite señales para que el lector las reciba. Este lector traduce dichas señales cuando se encuentra cercano al chip (la tarjeta en este caso) y las transmite a un ordenador desde el que un software transmitirá el mensaje al administrador de la tecnología.

Ya que no necesita el contacto directo entre estos elementos, la tecnología RFID y las tarjetas de proximidad se hacen muy fáciles y cómodas de usar, tanto por el usuario como el administrador. Además, el administrador recibe un feedback con información muy útil y relevante sobre sus clientes que luego podrá usar en sus políticas de marketing y fidelización. Puede conocer a qué lugares prefieren acudir y cuáles evitan en mayor medida.

Las tarjetas de proximidad RFID se implementan cada vez en nuestra vida diaria sin que lo percibamos. Debido a la sencillez y la ligereza de su formato y a que no suponen un aprendizaje para usarlas por parte del usuario, pasan desapercibidas en nuestra cartera y nos habituamos a ellas rápidamente.

Tanto como para el transporte público, como para la biblioteca, parkings, acceso a edificios empresariales, nuestro puesto de trabajo… Estas tarjetas han llegado para quedarse.

1630_NAV_PROPPED-1.jpg

Tarjetas de proximidad 125 KHz

Existen distintos tipos de tarjetas de proximidad RFID en función de sus características y potencia. Si las clasificamos por la potencia de su chip RFID, encontramos tarjetas de alta y baja frecuencia.

Las tarjetas de proximidad RFID 125 KHz se caracterizan por ser de sólo lectura o escritura de un código en el dispositivo (en este caso, la tarjeta) a corta distancia. Son tarjetas de proximidad de baja frecuencia y las primeras que se comenzaron a usar, por lo que podríamos decir que fueron el primer contacto que tuvimos con este tipo de tarjetas y tecnología en nuestro día a día.

Es el tipo de tarjeta de proximidad que usa la comunicación por radiofrecuencia más sencilla de usar. Estas tarjetas consisten en un número de identificación (ID) único a través del cual el chip RFID distingue unas tarjetas de otras.

Los sistemas RFID de este tipo, a 125kHz (baja frecuencia), permiten identificarse sin necesidad de contacto, por lo que ofrecen una mayor comodidad, rapidez y seguridad que otro tipo de tecnología. Además, este tipo de tarjetas no necesitan la ayuda de una batería para funcionar.

Estas tarjetas de proximidad utilizan un chip que trabaja a una frecuencia de 125 KHz, permiten una velocidad de lectura muy rápida y su alcance de lectura varía desde los 2 cm al metro de distancia, dependiendo del lector que se emplee. En cuanto al almacenamiento de memoria o información, el chip o tarjeta de este tipo puede almacenar hasta 1 kb.

Las tarjetas de proximidad 125 KHz son el aliado perfecto para aquellos sistemas o servicios en los que no se requiera más de un dato, debido a su simplicidad y fácil funcionamiento.

Dependiendo de si lo que buscamos es un chip de sólo lectura o uno de lectura y escritura para este tipo de tarjetas de proximidad, tenemos:

  • Un chip de sólo lectura: Con una capacidad de 64 bits, albergan un ID (código de identificación o serial) único por cada tarjeta que contenga el chip.
  • Un chip de lectura y escritura: Este chip alcanza los 264 bits de memoria y se caracteriza por mantener su memoria protegida mediante contraseña.

Etiquetas: Tarjetas de proximidad Rfid

Síguenos!

Inscríbete para estar al día con nuestras publicaciones

 Fideliza a tus clientes, ¡Haz crecer tu negocio!

Ahorrar tiempo y dinero en el proceso de diseño, fabricación y pedidos de sus tarjetas

Nuestro equipo responderá de manera eficiente a todas sus consultas o precios que necesita. Solicitar su presupuesto sin compromiso de Impresoras de tarjetas.

Pruebas de diseño
    
 Fideliza a tus clientes, ¡Haz crecer tu negocio!